El Espirítu Santo es una persona

El Espirítu Santo es una persona

Introducción

Hay tres elementos que deben permanecer con cada uno de nosotros, el amor de Dios, la gracia del Señor Jesucristo, y la comunión con el Espíritu Santo (2 Corintios 13:14), un cristiano que no conoce al Espíritu Santo tendrá problemas en su desarrollo en Dios, porque aunque muchos oyen hablar de él, realmente no lo conocen, él es una persona, tan real como el Señor Jesús, y esta dentro de nosotros para revelarnos los propósitos de Dios para nuestra vida. La escritura nos enseña que como hijos de Dios debemos conocer al Espíritu Santo y ser guiados por él:

Romanos 8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, los tales son hijos de Dios.


Algunas de las funciones del Espíritu Santo

La Biblia nos dice mucho sobre sus funciones, esta dentro de nosotros derramando el amor de Dios en nuestros corazones (Romanos 5:5), es el sello que nos dieron al recibir a Jesucristo (Efesios 1:13), él nos llena de valor (Hechos 4:8), él es el vino celestial que nos produce el gozo de Dios que es nuestra fortaleza (Efesios 5:18), él nos revela lo que Dios tiene para nosotros:

1 Corintios 2:12 Y nosotros hemos recibido, no el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para que conozcamos lo que Dios nos ha dado gratuitamente,

El es nuestro guía (Juan 16:13), es nuestro maestro (Juan 14:26), es el que nos unge para realizar la obra de Dios, pero el punto que quiero transmitirte es que él es mas que todo eso, él no es una actitud, o una habilidad, o una fuerza como dicen algunos herejes, él es Dios mismo, la tercera persona de la trinidad que vive en nosotros y que desea tener comunión con nosotros, él es el Señor, el que nos prepara para el encuentro con el amado:

2 Corintios 3:17 Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad. 18 Pero nosotros todos, con el rostro descubierto, contemplando como en un espejo la gloria del Señor, estamos siendo transformados en la misma imagen de gloria en gloria, como por el Señor, el Espíritu.

Sin tener y conocer a la persona del Espíritu Santo, sin su guía en cada momento, no podemos hacer nada de lo que Dios tiene preparado para nosotros, porque no sabremos cuando o como, ni tendremos el poder para hacerlo, es tan importante conocerle y rendirnos a su Señorío, solo así tendremos el poder de una vida que testifica del Señor Jesús:

Hechos 1:8 pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

El Espíritu Santo nos da el poder para ser testigos, no simples creyentes, sino que testifiquemos de las realidades de Dios, el Apóstol Pablo conocía que la realidad del evangelio es una vida en comunión con el Espíritu Santo, dejándolo a él realizar la obra de Dios a través de nosotros.

1 Corintios 2:1 Cuando fui a vosotros, hermanos, proclamándoos el testimonio de Dios, no fui con superioridad de palabra o de sabiduría, 2 pues nada me propuse saber entre vosotros, excepto a Jesucristo, y éste crucificado. 3 Y estuve entre vosotros con debilidad, y con temor y mucho temblor. 4 Y ni mi mensaje ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, 5 para que vuestra fe no descanse en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

Pablo sabia que el evangelio no consiste en palabras, sino en poder (1 Tesalonicenses 1:5), y que el reino de Dios es justicia, paz y gozo que solo el Espíritu Santo nos da (Romanos 14:17). Amado hermano, quieres evitar tener tanto problema en tu vida, quieres vencer en toda batalla, quieres ser victorioso en todo tiempo, necesitamos hoy mas que nunca la comunión con el Espíritu Santo, necesitamos conocerle a él, él es una persona con sentimientos, es un caballero no te obligara a hacer nada que tu no quieras hacer, si tu no le tomas en cuenta, el simplemente calla, pero si tu le pides que te ayude, que te guíe, que te de fuerza, él lo hará.


Debemos rendirnos a él

Amado hermano, déjame decirte el punto principal de una relación viva con él, o controlas tu vida tú, o dejas que el la controle, pero no se puede estar divido, hacer lo que queremos, y luego que estemos en problema, decirle que me ayude, debemos rendirnos a él, reconocer que él es el Señor, tener su amistad tiene un precio, la obediencia incondicional a él, si tu quieres que él te habla, te guía, te enseñe, una desobediencia corta la comunión, el es una persona con sentimientos, y nuestras actitudes contrarias a su voluntad lo lastiman, así como el antiguo pueblo de Israel que desobedeció continuamente a Dios:

Isaías 63:10 Mas ellos se rebelaron y contristaron su santo Espíritu; por lo cual Él se convirtió en su enemigo y peleó contra ellos.
Obedecerle es hacer lo que él te diga, aunque a veces sea hacer, o dejar de hacer lo que hubiésemos querido, la escritura nos enseña que el apóstol pablo fue "estorbado" por el espíritu para ir a ciertos lugares, imagina, él quería ir a predicar y el Espíritu no lo dejo, ¿sabes por que? Porque él conoce cuando, donde y como hay que hacer la obra, si quieres evitar perder tu tiempo haciendo cosas contrarias a la voluntad de Dios, necesitas hoy mas que nunca la comunión con el Espíritu Santo, porque sin él, tal vez hablaremos cuando tenemos que callar, o callaremos cuando hay que hablar, solo él nos puede decir la voluntad de Dios en cada momento.

Una vez que entramos a una comunión real donde tu hablas, y él habla, donde tu preguntas y el contesta, donde tu pides y el se manifiesta, debemos vivir para Dios, él es estricto, y muy delicado, te quiere solo para él, la escritura declara que el que se hace amigo del mundo se constituye en enemigo de Dios, el Espíritu Santo santifica, es decir, nos aparta para Dios, nos hace vivir cada momento con la conciencia que somos templo suyo para gloria de Dios. Eso si, nuestras malas conductas hacen que se entristezca y la comunión con él se detenga:

Efesios 4:29 No salga de vuestra boca ninguna palabra mala, sino sólo la que sea buena para edificación, según la necesidad del momento, para que imparta gracia a los que escuchan. 30 Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios, por el cual fuisteis sellados para el día de la redención. 31 Sea quitada de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritos, maledicencia, así como toda malicia. 32 Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así como también Dios os perdonó en Cristo.


Solo El puede revelarnos a nuestro Amado

Quieres amar y no puedes, él puede amar a través de ti, quieres predicar y hablar la palabra de Dios, necesitas su inspiración, quieres tener el poder para vivir una vida agradable delante de Dios, necesitas su unción, él es el delegado para revelarnos a Cristo, y todo lo que habrá de venir, conocerle a él es conocer a Jesús, hablar con él es hablar con Jesús, el Señor lo dijo:

Juan 16:13 Pero cuando Él, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir. 14 Él me glorificará, porque tomará de lo mío y os lo hará saber. 15 Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que Él toma de lo mío y os lo hará saber.

Nuestro Señor Jesús esta en el cielo, pero ha enviado al Espíritu Santo a consolarnos, a guiarnos, a revelarnos su amor, sin su comunión no podemos crecer en amor para nuestro Señor, solo el nos hace real al Cristo de la gloria, solo él puede darnos la fuerza para tomar nuestra cruz cada día y vivir para Dios, solo en él encontraremos el refugio, y la fortaleza para seguir adelante, solo él nos da el verdadero gozo de Dios, su unción es la que rompe toda cadena de pecado que haya en nosotros, su poder es el que nos da libertad. Dios esta haciendo un llamado a la Iglesia a retornar a las sendas antiguas, a realizar la voluntad de Dios, pero solo la comunión con el Espíritu Santo nos permitirá eso, él es quien nos revela aun las profundidades de Dios, necesitamos su comunión y su revelación para conocer quienes somos, y a que nos ha llamado Dios, el Apóstol Pablo sabia que sin su revelación un cristiano no cambiará realmente:

Efesios 1:16 no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo mención de vosotros en mis oraciones; 17 pidiendo que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en un mejor conocimiento de Él. 18 Mi oración es que los ojos de vuestro corazón sean iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, 19 y cuál es la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, conforme a la eficacia de la fuerza de su poder,


Reflexión

Solo él puede hacernos ver como Dios nos ve, solo él puede darnos nuestra verdadera identidad en Cristo, así tomaremos nuestro lugar, y la autoridad que Cristo nos delegó, solo con su guía inundaremos la tierra del conocimiento de la gloria de Dios. Hermano, es necesario conocerle hoy, ¿Qué debes hacer? Hablar con él, recuerda esta dentro de ti y es una persona, es Dios mismo, háblale con todo tu corazón, y pídele perdón por haberlo ignorado tanto tiempo, ríndete a él, pídele que te guíe, y espera, ¡El contestará! (pero debes leer la Biblia), pero recuerda que él es un caballero, y si tu no quieres, él no te obligará, si tu le ignoras, el callará, pero si tu aprendes a depender de él en cada momento, en cada decisión, ¡El no te dejará y te guiará a toda verdad!.

2017 Año de la Revelacion

2017 Año de la Revelacion
2017 Año de la Revelacion