El Valor Del Conocimiento (II)


El Valor Del Conocimiento (II)   Escrito por Apóstol Sergio G. Enríquez O.
Domingo 29 de Abril de 2012 13:50
Hemos estado estudiando respecto a los 2 grandes estados por lo que debe pasar todo
cristiano, uno es manifestado cuando inicia nuestro caminar cristiano y otro cuando Dios
permite que alcancemos cierto nivel de conocimiento lo cual conocemos como Epignosis; esto
podemos verlo como nuestra etapa en la juventud y otra en la senectud, obviamente
refiriéndonos en lo espiritual, quizá para hacernos una idea más amplia podemos ver el
proceso del trigo, cuando está verde lo podemos ver recto aunque sople el viento, mientras que
cuando madura llega a cierta inclinación como consecuencia que ha pasado el tiempo y ha
logrado asimilar lo que ha vivido, como debe pasar en la vida de todo cristiano y para ver un
ejemplo más práctico, podemos recordar la vida de Abram, siendo inmaduro, en la juventud y
llega el momento en el que diezma, lo cual es una bendición; sin embargo cuando madura Dios
le pone una "H" en medio de su nombre, la cual en el idioma hebreo significa: DAR, y esto lo
lleva a la consecuencia que aprenda a ofrendar, por eso fue que no tuvo a qué aferrarse
cuando Dios le pidió que ofrendara lo que más amaba: Isaac, su primogénito; Abraham fue
probado y fue hallado de acuerdo al corazón de Dios, por lo cual llegó a ser amigo de Dios.
 
Cuando logramos alcanzar conocimiento, es necesario que continuemos avanzando para
alcanzar por la gracia de Dios, la Epignosis, o sea el conocimiento que llega más allá, la
revelación de Dios. El problema es que cuando alguien rechaza seguir avanzando a la
Epignosis, puede caer en lo mismo que vemos en el libro de Romanos 1:20-32 al grado que
cambiaron el uso normal de su cuerpo. Aunque muchos aseguran es que se encontraron con
Cristo el día en que nacieron de nuevo y desde entonces viven en otra dimensión, a veces no
lo testifican con su diario vivir porque siguen en sus mismos pecados como consecuencia de
no querer avanzar en el conocimiento. No obstante también existen cristianos que
verdaderamente se encontraron con Cristo y han alcanzado un cambio que va de aumento en
aumento; pero no es para que nos detengamos porque el conocimiento de Dios no tiene fin y si
El nos permite seguir avanzando en ese conocimiento debemos estar eternamente
agradecidos con nuestro Señor Jesucristo.
 
Una de las formas para saber si hemos llegado a la Epignosis, es manifestada cuando dejamos
de hacer discriminación en cualquier ambiente, o sea: clases sociales, razas, niveles
académicos, etc., porque la Epignosis es amor de Dios.
Efesios 1:17 RV9 ...para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os
dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él...
Tenemos que conocer la profundidad de Dios pero no la podemos alcanzar sin la revelación de

Dios a nuestra vida; es por eso que sin esa revelación muy difícilmente comprenderemos
mucha de la doctrina apostólica que Dios ha enviado para este tiempo y aun para los que nos
han antecedido, por ejemplo: la doctrina de la cuadridimensión de Dios, de lo cual debemos
estudiar para podernos dar a entender plenamente, sin embargo lo podríamos explicar en
pocas palabras diciendo que Dios Altísimo, es manifestado en la trinidad: Padre, Hijo y Espíritu
Santo, pero no deja de ser un solo Dios verdadero, es uno mismo; esto es algo que para
muchos de nosotros, Dios ha permitido que sea rhema a nuestra vida por medio de la
Epignosis de Dios, sin embargo para muchos otros esta doctrina no es verdad, no lo aceptan y
ha sido algo que han utilizado para señalarnos como herejes, cuando la verdad es que Dios
nos ha derramado de Su Epignosis por gracia, y por amor a Su pueblo es que tenemos
revelación de Dios para poderla enseñar.
 
Uno de los puntos que debemos comprender es que Epignosis = Amor, de tal manera que si
nos llenamos de gnosis, lo que nos puede causar es orgullo, vanidad y con eso levantarnos
para dañar a otros que puedan tener Epignosis. Un punto muy importante es que para tener
Epignosis, necesitamos ser salvos y para alcanzar la Epignosis, necesitamos un espíritu de
revelación de parte de Dios, un ejemplo lo podemos ver cuando un rey, había tenido un sueño
y llama a sus adivinos para que le dieran la interpretación de su sueño porque ellos tenían
gnosis; pero esa vez no les dice el sueño sino que tenían que adivinar el sueño. Entonces
sucede que Daniel está involucrado y clama a Dios para que por medio de Su Epignosis, le sea
revelado el sueño del rey y su interpretación y Dios se lo concede.
 
Es por eso que si de pronto no comprendemos algo que alguien está compartiendo, basándose
en la Biblia, no debemos criticarlo porque quizá esa persona tiene de la Epignosis de Dios y
nosotros no hemos alcanzado el nivel de revelación que otros tienen, porque cuando llega ese
espíritu de Epignosis, tendremos riqueza espiritual de parte de Dios en nuestra lengua.
 
Efesios 4:11-13 LBLA Y El dio a algunos el ser apóstoles, a otros profetas, a otros
evangelistas, a otros pastores y maestros, a fin de capacitar a los santos para la obra del
ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que todos lleguemos a la
unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre
maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo...
 
La Epignosis precede a la medida de la plenitud de Cristo y a la Epignosis, la unidad de la fe;
por eso es necesario que sigamos siendo equipados por los 5 ministerios; sin embargo muchos
no aceptan los 5 ministerios; unos aceptan 2 ministerios, otros aceptan 3, pero cuando llega un
Apóstol o un Profeta; esos ministros si son de Dios, están enfrentando serios problemas y los
que rechazan esa bendición, se pierden de la oportunidad de avanzar en la Epignosis. Por eso

es que el diablo con toda la astucia que pueda tener, ha engañado a muchos que quizá son
apóstoles y profetas, pero los ha envanecido para que puedan engañar a los que tienen su
corazón entenebrecido y rechazan la verdad, y por medio de las artimañas del enemigo, le
abren las puertas a los que se han convertido en herramientas de la mentira para engañar a
otros y de esa forma cuando se manifiesta su engaño, cierran las puertas de su corazón a la
verdad de Dios y pierden la oportunidad de avanzar en la Epignosis que Dios desea derramar
en los corazones porque entonces cuando llega un verdadero Apóstol o Profeta, lo rechazan
rotundamente.
 
Pero hoy Dios está extendiendo una vez más la oportunidad para que le permitamos que nos
envuelva en su amor, en Su Epignosis para que podamos seguir siendo equipados por la
conducción del Espíritu Santo a través de Sus ministros: apóstoles, profetas, evangelistas,
pastores y maestros; aquellos a los que El verdaderamente ha llamado a Su viña para poderla
trabajar de acuerdo a Sus propósitos en gloria.

2017 Año de la Revelacion

2017 Año de la Revelacion
2017 Año de la Revelacion